Coníferas y Frondosas

2.1 Coníferas y frondosas.

Vulgarmente la madera se clasifica en coníferas y frondosas. Esta división no es del todo correcta ni completa, ya que la clasificación correcta dentro de la terminología botánica seria Gimnospermas y Angiospermas. En el siguiente vídeo puedes ver un resumen de sus diferencias.

2.2 Gimnospermas (Coníferas)

Existen cerca de 700 especies diferentes de gimnospermas. De las cuales, las más frecuentes, son las coníferas. A este grupo pertenecen especies como los pinos, los abetos, los cipreses o las secuoyas. Estas plantas no tienen flores vistosas, con grandes pétalos de colores y aromas que atraigan a los insectos. La mayoría de las especies tienen lo que llamamos conos femeninos (producen óvulos) y conos masculinos (producen polen). Los conos femeninos pueden ser leñosos (como las piñas) o carnosos.

Para que se produzca la fecundación el polen y el los óvulos deben unirse, dando lugar a la semilla de una nueva planta. El transporte del polen desde los conos masculinos hasta las piñas (donde están los óvulos) se produce gracias al viento.

Existen 4 tipos principales de gimnospermas: cícadas, ginkgo, coníferas y gnetófitos. Las más diversas y abundantes son las coníferas. Y de ellas pueden producir madera comercial las Ginkgoales, Coniferales i Taxales.

Especies leñosas pertenecientes a la división de las gimnospermas coníferas: pino oregon, aveto, pino flandes, cedro rojo del pacífico.

Para saber más: https://es.wikipedia.org/wiki/Gymnospermae


Descargar PDF: Taller de Botánica del Real Jardín Botánico


Ilustración Pinus resinosa.
Ilustración botánica de hojas, cono y flores de Pinus habies.

PARA PROFUNDIZAR MÁS EN LAS GIMNOSPERMAS



2.3 Angiospermas (Frondosas)

Las angiospermas se refieren a las plantas terrestres vasculares que producen semillas, flores y frutos.

Las angiospermas son el grupo más diverso del reino plantae con más de 250.000 especies identificadas, pudiendo ser especies arbóreas, como la caoba y el álamo, arbustos como la hortensia y especies herbáceas que dominan paisajes enteros, como pequeños tréboles y pastos de todo tipo.

Tienen una gran diversidad de flores (incluso muchos las consideran como las únicas verdaderas) compuestas por un ovario encerrado y estructuras modificadas como pétalos. El ovario fecundado se ensancha y forma un fruto que protege a las semillas y son fuente importante de alimento para muchas especies, incluida la nuestra.

Tienen una gran variedad de tipos de hojas. Pueden tener hojas perennes (por lo general en climas cálidos) y hojas caducas, es decir, que se marchitan y caen durante el otoño e invierno.

Las angiospermas tienen una enorme variedad de adaptaciones para la polinización, desde las que simplemente utilizan el viento hasta complejas formas de dependencia con organismos específicos. Para esto, las flores han desarrollado infinidad de formas, colores, texturas, aromas y néctar azucarado para atraer a sus polinizadores. En este camino evolutivo, las plantas han generado una relación estrecha con los insectos. Resumiendo, usan insectos (polinización entomófila), el viento (polinización anemófila) o pájaros (polinización ornitófila). Después de la fecundación del óvulo dentro del ovario, el ovario madura y se transforma en fruto.

Ilustración botánica de fruto, flores y hojas del Nogal.

Las angiospermas se dividen en dos clases: monocotiledonias y dicotiledonias. Solo producen madera la clase de las dicotiledonias. En esta clase se encuentran tanto maderas de muy poca calidad como maderas de muy elevada calidad (chopos, sauces, abedules, hayas, caobas, robles, ebanos, lauanes, merantis, etc.).

  • Las monocotiledóneas: el embrión contiene solo un cotiledón, o sea, solo nace una hoja al germinar. Son consideradas más evolucionadas y entre ellos se encuentran las bulbosas, las gramíneas, las orquídeas y las palmeras.
  • Las dicotiledóneas: son el grupo más común de plantas. Su embrión contiene dos cotiledones, que significa que al germinar saldrán dos hojas. Se considera este grupo más primitivo que las monocotiledóneas.

Comúnmente se utiliza el término madera de frondosas, para nombrar una madera perteneciente a una angiosperma dicotiledonia y con esto no estamos cometiendo ningún error. El término «madera caducifolia» que a veces se utiliza, no es correcto, puesto que hay dicotiledonias perennifolias.

Especies leñosas pertenecientes a la división de las angiospermas dicotiledonias: roble, haya, olmo, encina, abedul, fresno, nogal.

Para saber más: https://es.wikipedia.org/wiki/Angiospermae

Ilustración de Quercus rubus.
Ilustración botánica de hojas, flores y frutos del roble.

PARA PROFUNDIZAR MÁS EN LAS ANGIOSPERMAS


La taxonomía botánica tiene por objeto la clasificación de las plantas, es decir, su agrupación en especies, géneros, familias, órdenes, clases y divisiones. Solo hay dos divisiones de vegetales que den madera, las gimnospermas y las angiospermas, aunque tanto en una como en la otra, no todas sus clases y órdenes existentes incluyen vegetales que proporcionen madera.

1 comentario en “Coníferas y Frondosas

  1. Pingback: Maderas Nacionales y de Importación | TECNOLOGÍA DE LA MADERA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s